Autor Tema: Córcega. La isla de la belleza ***AÑADIDO AL INDICE***  (Leído 11629 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Córcega. La isla de la belleza ***AÑADIDO AL INDICE***
« en: Octubre 06, 2012, 03:07:53 am »
      Como lo prometido es deuda comienzo aquí el relato de nuestro viaje a Cócega en la segunda quincena de agosto de 2012. Lo primero agradecer a todos los foreros que, antes de mí compartieron su experiencia sobre este destino. Muy buena parte de él lo programé con sus aportaciones. ;D

Crónica de viaje a Córcega. L’Îlle de Beauté.  (La isla de la belleza)
Agosto 2012.


      Salimos el dia 16 y volvimos el dia 30 de agosto. Fueron 15 días de los cuales pasamos 12 en la isla. Realizamos un recorrido en forma de “S” entrando por Ajaccio y saliendo por Bastia.
Ha sido un viaje movido pues hemos estado en 6 campings diferentes a lo largo de toda la isla. Decidimos hacerlo así por los niños y comodidad.

      Lo mejor del viaje ha sido el poder observar las bellezas naturales de la isla transitando por las carreteras con unas vistas increíbles, los barrancos y los paisajes que forman. Si volviera a hacer el viaje cambiaría pocas cosas. Una sería dedicarle menos tiempo a la región de La Balagne y utilizarlo para ver más del interior y la zona de los alrededores de Corte.  :'(

      Pero tampoco nos engañemos, Córcega no es abarcable en 12 días. 3 semanas considero lo mínimo para darle un amplio repaso. A la vuelta venía con la sensación de haber chupado un delicioso caramelo durante un precioso minuto para devolverlo después con gran añoranza. Sin duda el mundo es muy grande, pero existen muchas razones para volver a este paraíso en la tierra.  .baba

      Si te gusta el deporte de aventura (sobretodo barranquismo) el entorno no puede ser mejor. Es una isla muy montañosa y en escasos 50 KM se pasa de los 2000 y más  a 0 m.  El pico mas alto de la isla, el monte Cinto ronda los 2700 metros.http://www.furgovw.org/Smileys/classic/shocked.gif

      Si te gusta el senderismo, la isla está recorrida por espectaculares senderos de los cuales los más renombrados son el GR20 y los diversos mare e mare y mare e monti. http://www.furgovw.org/Smileys/classic/shocked.gif

      Si eres motero, las carreteras corsas son muy viradas y te engancharán en cada curva, pues prácticamente toda la isla está recorrida por puertos de montaña con unas vistas increíbles en la costa y el interior. No te faltará compañía. Mucha gente se mueve en moto por toda la isla como medio de transporte y disfrute.

      Si te gusta la tranquilidad hay lugares y alojamientos donde el tiempo parece detenerse.

      Si te gusta la playa las tienes de todos los tipos, desde la de guijarros hasta las de la más fina arena. Casi todas ellas prácticamente salvajes y de un rabioso color turquesa. Lo puedes combinar con baños en las verdes aguas de los cientos de vasques (pozas) en el curso de los ríos de la isla. http://www.furgovw.org/Smileys/classic/rolleyes.gif

      Todo ello, no lo olvidemos, forma parte de suelo francés y, aún con un fuerte carácter de insularidad, esta muy bien acondicionado para el turismo. Esto se nota en los campings y resto de alojamientos y servicios.

      Una cuestión a tener en cuenta, si quieres hacer kilómetros en la isla, es el tiempo. Estamos acostumbrados a carreteras que permiten medias de velocidad media-alta. En Córcega no es así. Las carreteras son estrechas habitualmente, muy viradas y van hacia arriba y hacia abajo permanentemente.  http://www.furgovw.org/Smileys/classic/loco2.gif

      Es difícil, yendo seguro con la furgo, (no digamos con una ACV), conseguir medias mas allá de 30 Km/h, con suerte y apretando el acelerador  40 Km./h. Los 50Km./hora de media están reservados para las carreteras nacionales que discurran por terreno mas o menos horizontal (p. ej. La de la parte este de la isla de Bonifacio a Bastia).  Si ves un coche con matrículas con Nº de región 2A o 2B que se te pegan por detrás con impaciencia, déjate adelantar. Se trata de un Corso. Te apetecerá ver el paisaje con tranquilidad y ellos se toman riesgos a la hora de conducir que, normalmente, el resto no haríamos.

      La isla son unos 230 Km. De norte a sur por 100 Km. De oeste a este. Por tanto muchos Km.=muchas horas de coche.

      En cuanto a guías. Primero los apuntes de los foreros. Agradecer, por cierto, las muchas y buenas recomendaciones que los compañeros han ido dejando en el foro y que me ayudaron a planificar este viaje repleto de buenas experiencias.

      Llevamos la guía de Lonely planet. Es la que mas me gustó de las que encontramos en las librerías. Hoy hubiera rebuscado en internet y me hubiera comprado la guia del Routard, mas completa. Se ve que llevan peinando la isla más tiempo pues ves comercios en los que se observa su recomendación incluso desde 1998.

Algunas direcciones útiles
http://www.visit-corsica.com/
http://www.france-voyage.com/francia-guia/corse-region.htm
http://www.porto-tourisme.com/office-municipal-de-tourisme-d-ota-porto-office-de-tourisme-telechargement-ota-porto-corse-2-11-fr.html
« última modificación: Noviembre 21, 2012, 09:12:56 am por tra´fi:k »

DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #1 en: Octubre 06, 2012, 20:15:59 pm »
Día 1.- Casa, Arles, Toulon.

     Salimos temprano de casa y tras varias horas de autopistas paramos en un área de descanso. El area cuenta con amplios jardines y un espacio temático en el que hay una tienda y una proyección sobre el observatorio de Pic du Midi. Wifi gratis y buena comida. Muy recomendable


    Tras otras cuantas horas de viaje aprovechamos una escala en el camino para conocer Arles. Arles tiene un amplio pasado del cual ha conservado un excepcionalmente bien conservado circo romano (actualmente plaza de toros de la ciudad) un anfiteatro y un bonito casco antiguo bañado por las aguas del Ródano del cual es puerto fluvial.

Recreación de Arles en el siglo IV



Interior del circo. Hoy plaza de toros



      El tiempo pasa y sin darnos cuenta se nos va haciendo tarde. Salimos para Toulon con intención de dormir en el parking del puerto, tal y como había leído de alguno de los foreros. El ferry salía al día siguiente a las 7:30 y no queríamos pasar la noche muy lejos de la dársena.

Barrera que separa el puerto pesquero del parking de pago
   



   Para nuestra sorpresa hay una nueva barrera que separa la zona portuaria del parking vigilado del puerto. Había una ACV pernoctando bajo los árboles que se ven en la foto. Nuestro gozo en un pozo. Como era ya muy tarde para ir buscando un camping en las afueras, de noche y con la cena pendiente, decidimos pernoctar lo más discretamente posible en el parking.

Desconectadoladyrock

  • Sr. Member
  • ****
    • Galeria de fotos
    • Furgoperfectos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #2 en: Octubre 06, 2012, 22:29:55 pm »
sigo el hilo!!  .baba

DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #3 en: Octubre 07, 2012, 23:30:11 pm »
Día 2.- Toulon, Ajaccio, Les Calanques, Osani


 
       Embarcamos para Ajaccio en el Express 5 de Corsica Ferryes. Al fondo en la foto.

 
       Esperando a embarcar en Toulon

      El barco está bien y el viaje no se hizo pesado. No merece la pena el reservar butaca, estaban prácticamente desiertas. El camarote es para gustos y estándar de comodidad y privacidad de cada uno.         
      Tras zarpar se empiezan a repartir hamacas en la zona de la piscina. Una buena opción para echar un sueño tras el madrugón de una forma cómoda, pero hay que estar atento porque “vuelan”. La piscina es de agua salada y no hay duchas como tales fuera de los camarotes. A tener en cuenta, aunque esto no detuvo a nuestros hijos ni un minuto antes de pegarse el chapuzón.

      El viaje fueron unas 7 horas y entre unas cosas y otras (el desatraque, la salida del puerto, la piscina, el curioseo por el barco, un poco de lectura, la comida, la vista de la costa corsa, la aproximación a puerto y el paso al garaje, se nos pasó sin darnos cuenta.

      Llegamos a Ajaccio y salimos disparados hacia Osani donde nos alojamos en el camping E-Gradelle** http://www.corsica-gradelle.fr.  Aislado y cerca de la playa.
      Llegamos tras 3 horas de curvas y 83 Km. por unas carreteras con unas vistas impresionantes del mar, la costa y los acantilados al borde de la carretera pasando por Cargese, Piana, Les Calanques y Porto. Es una pasada. No puedes resistir la tentación, como casi todos, de parar el coche y sacar una foto del paisaje. Casi todo el mundo lo hace, así que el paso por la carretera se hace a ritmo de romería.
 
 Vista de Les Calanques con el golfo de Porto al fondo


Vista desde la carretera de Porto a Osani. El Capo Rosso al fondo


Otra vista de Porto a Osani con Scandola al fondo


      El camping estaba hasta la bandera de gente y con unas infraestructuras precarias y escasas. Eso sí, es barato y en un lugar en medio de un bosque en plena naturaleza, sin coches y a 400m de la playa por una pista de tierra con tramos de sombra. La playa de guijarros está bien para practicar los deportes náuticos (se alquilan embarcaciones, Kayacks…) y tiene un restaurante.

      Después de cenar Ainara y yo dimos un paseo para ver las estrellas. El cielo estaba despejado y las estrellas tenían un brillo desconocido bajo la luna nueva de agosto. Era sobrecogedor el mirar hacia arriba sin una luz en el horizonte. Solo el resplandor de la pantalla de ipad con el programa de astronomía cargado. Allí, sentados en un claro al lado del camino estuvimos repasando las constelaciones más fáciles como la Osa Mayor, la Osa Menor, Casiopea, El Cisne... hasta que decidimos volvernos. Por el camino de vuelta nos encontramos con gente que iba a la playa con la toalla. Supongo que a pasear, charlar en la playa y darse un bañito nocturno a la luz de las estrellas.

      Al final pudo mas el tramo cuesta arriba hacia el baño, la distancia a nuestra plaza y el mal estado general de los servicios por lo que sólo pasamos allí la noche de nuestra llegada. Pasamos calor esa noche y, como casi todas, dormimos con la corredera y el portón abiertos.


« última modificación: Octubre 10, 2012, 23:28:24 pm por Buris01 »

DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #4 en: Octubre 10, 2012, 23:59:07 pm »
Bueno, seguimos un poco mas. La verdad es que tengo un lio aquí con la fotos para subir uf :P
Pero como sarna con gusto no pica ahí va otra entrega ;D


Día 3.- Osani, Porto



      Recogemos todo temprano y nos vamos hacia Porto a la 2ª opción que teníamos en cartera para el alojamiento en esta zona. El camping “Les Oliviers”*** en Porto está en el mismo pueblo, tiene una piscina tropical y  unos servicios de primer nivel, incluido Wifi. Sin embargo, lo bueno tiene mucha demanda y a las 12 de la mañana, cuando llegamos, ya estaba lleno. Si queréis ir a este camping en temporada alta, toca madrugar.



El puerto de Porto la playa y su torre genovesa
 
      Nos recomendaron en la recepción de Les Oliviers el camping “Funtana a L’ Ora”*** http://www.funtanaalora.com.
      Se encuentra a 1,5 Km del centro del pueblo por la D81, pero tiene piscina, buen bar y restaurante, ¡Wifi gratis en todo el camping!, muy buena sombra de pinos y eucaliptos, (está en un vallecito al lado de la carretera a Ota y Evissa con montañas al este y oeste por lo que el sol no pega desde primera hora y atardece temprano. Muy recomendable aunque para ir a la playa (aprox. 2,5 Km.) hay que coger el coche. Sin embargo, hay un parking público entre árboles al lado de la playa. Por lo leído en el foro es un buen sitio para pernoctar y, aunque nosotros no lo probamos, si vimos furgos al ir a la playa.

      Tras instalarnos y comer nos quedamos tranquilamente en la piscina  del camping, que teníamos todos ya una buena paliza encima y apetecía un poco de tumbing. La piscina estaba muy bien y las vistas  desde ella espectaculares a las cumbres de los montes de la zona.

      Cuando atardecía decidimos bajar andando hasta la zona del puerto del  pueblo y cenar fuera. Unos 2,5 Km. Lo sé bien porque el pequeñajo se durmió después de cenar y nos tocó hacer de porteadores un buen trozo. Menos mal que al llegar a la carretera que cruza el pueblo (la D81) lo convencimos para que nos fuera alumbrando él con la linterna los últimos 1,5 Kms. Ojo, si vais andando de noche por carretera mejor ir con el chaleco detrás y linternas delante para que los coches os vean de lejos.

      Aprovechamos el paseo para informarnos sobre las excursiones en barco que salen de Porto. Hay tres recorridos básicamente. Uno va a Capo Rosso (Les Calanques) al norte de Porto. 1,5 horas aprox., otro recorre la Reserva de Scandola al sur con una parada de 30 min en el pueblo de Girolata que dura 3,5 horas. Hay una 3ª opción que te lleva a los dos lugares de forma combinada.
Nosotros escogimos la 2ª opción. Aprovechamos la parada para hacer un poco de snorkel en la bahía del pueblo. Muy bonito.

      Hay un montón de barcos que hacen estos recorridos. Para comparar lo mejor es bajar al puerto de Porto, donde están todos amarrados, cada uno con su puesto de información y folletos disponibles a disposición del público con su oferta. Nosotros escogimos un barco  grande con cubierta para protegernos del sol por los niños, además tenían también ofertas para ellos y nos salía mejor de precio. Tenéis muchas opciones para hacer el recorrido que elijas, desde lanchas rápidas y barcos más pequeños que se acercan mas a las paredes de los acantilados, pasando por los clásicos barcos de excursión hasta un barco eléctrico para los más ecologistas que te lleva sólo con el sonido de las olas y los pájaros.

      Este último comenzó a prestar servicio la misma semana que estuvimos nosotros pues lo leímos en el periódico un par de días después como noticia local de la región. Por cierto, una muy buena forma de enterarse de fiestas eventos y demás. Había varios pero nosotros comprábamos el “Corse matin”. Si entendéis un poco de francés merece la pena ponerse al día de los temas de actualidad y da temas de conversación con la gente del lugar.


Desconectadomensaka36

  • Hero Member
  • *****
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #5 en: Octubre 11, 2012, 08:23:23 am »
Me apunto al hilo...

DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #6 en: Octubre 11, 2012, 20:04:03 pm »
4º día.-  Porto, Reserva Natural de Scandola

    Nos levantamos, desayunamos y nos vamos al puerto para contratar la salida con el barco. Una vez hecho nos fuimos a la playa a bañarnos para volver al puerto y comer tranquilamente antes de la salida.
 
Playa de Porto


    El paseo en barco fue muy bonito y me hinché a sacar fotos a los acantilados de la Reserva Natural de Scandola. Los acantilados adoptan formas caprichosas consecuencia de la erosión. Paramos en Girolata y nos dimos un chapuzón con las aletas y el tubo para ver un montón de pececillos en el mismo puerto.     

Vistas de la salida del puerto de  Porto



Vistas de la Reserva de Scandola








      A la vuelta del paseo en barco, un chapuzón en la piscina y a cenar unas estupendas pizzas al horno de leña en el restaurante del camping. En general, se comen muy buenas pizzas en Córcega. Supongo que por la herencia y cercanía de la costa italiana y Cerdeña  que nutre de italianos cada rincón corso, mucho mas en la parte sur de la isla donde se nota la afluencia el fin de semana.

5º día.-  Gorges de Spelunca, Ota, Fôret de Aitonne

 
Madrugamos y salimos camino del desfiladero de Spelunga. El inicio  de la excursión está, tomando el cruce desde  la carretera que lleva a Evissa  desde Porto (D84) en la carretera que lleva a Ota. A la derecha, justo antes de llegar a un puente de dos ojos que cruza el barranco y cerca de un campo de fútbol.  Un paseo muy recomendable, incluso con niños, que por la mañana se hace a ratos a la sombra de la montaña y de los pinos que bordean el camino. Tras unos 90 minutos por unos parajes espectaculares llegamos al  puente genovés. Hay opción de continuar la excursión durante otros 90 min. y llegar a Evissa.   Puente genovés final de la excursión y vistas por el camino.

El sendero del cañón de Spilonca


Por el camino del cañón


El puente Genovés


      Yo me fui rio arriba donde encontré varias pozas en las que poder darse un chapuzón y hacer un picnic para pasar el día. Pero como no era nuestro plan retomamos el camino de vuelta.

      Al principio de la excursión hay también amplias pozas en las cercanías del puente de la carretera donde pegarse un chapuzón.  Hay un 2º puente al que se puede acceder opcionalmente. Hay un 2º puente al que se puede acceder opcionalmente al retornar al punto de partida. Se encuentra 300 m. Rio abajo desde el puente de la carrera a Ota.

      Cogimos el coche y fuimos a comer a Evissa, un pueblo de montaña en medio de un gran bosque de castaños, por una carretera con vistas espectaculares del cañón de Spelunca. Comimos en el restaurante A Tramula. Es un pequeño restaurante que nos recomendaba la guía. Tiene el comedor en una terraza cubierta con una carta repleta de comida casera al estilo corso (crêpes de harina de castaña, una especie de buñuelos de harina de castaña rellenos de queso, embutidos caseros, queso del país (brosciu y otros). Lo recomiendo sin reservas pues tampoco nos pareció caro y la comida fue exquisita.

      Con el estómago lleno y tras un par de cafés glacée en el Café Moderno nos dirigimos a la Fôret de Aitonne, camino del Col de Vergio por la D84 en dirección a Corte. A unos 3 Km. de la salida del pueblo nos encontramos con un montón de coches aparcados al borde de la carretera y gente con toallas. El camino sale a la izquierda en N42º15.844’ E008º49537’ .

Cerdos semisalvajes en el camino


      Tras un paseo de unos 20’ se llega a unas pozas idílicas que tienen sus réplicas un poco más arriba y un poco más debajo de la inicial.

   Vasques en la Fôret de Aitonne (Piscines A Madre)


      Tras los primeros chapuzones dejé a los peques tirándose de una piedra a la poza en bucle y me fui con la cámara trepando por las rocas río arriba en busca de buenas fotos. ¡Y vaya si pude hacer fotos! A cada paso del camino por el lecho del río, y de forma nada difícil, fui encontrándome pozas y rincones a cada uno mas bello que el anterior y en las que sólo se oía el murmullo del agua al colarse entre las piedras y el cantar de los pájaros con el impresionante macizo del monte Vergio como telón de fondo muchos metros por encima de la cabeza.

Vasques rio arriba hacia el col de Vergio.


      Hay que decir que llevaba unas zapatillas especiales (scarpines) de neopreno que utilizo para bucear. Así que iba, cuando trepando por las piedras, cuando vadeando las pozas para ir avanzando. La verdad es que si tenéis unas zapatillas viejas que no os importe mojar el efecto será el mismo.

      Volví sobre mis pasos y tras otro chapuzón con la familia me fui rio abajo pues en el folleto que nos dieron en la oficina de turismo de Evissa hablaban de una cascada rio abajo relativamente cerca. Llegué en unos 15’ aproximadamente a la cabecera de la piscia (cascada en corso). La caída era impresionante, unos 20 metros al menos. Como había visto la foto del folleto y por el ángulo de la misma decidí buscar un buen punto de perspectiva. La verdad es que hay que tener ganas para sacar la foto pues no hay un camino claramente marcado y la pared del lado contrario a la cascada cae a pico. Así que entre la maleza e intentando seguir las huellas de otros que hubieran pasado antes de mí, llegué tras 30’ y varios intentos fallidos al lugar desde donde estaba sacada la foto que había visto en el folleto. La verdad es que el lugar era impresionante. Saqué fotos pero también vídeo pues la majestuosidad del lugar no cabía en una sola foto.

Piscia de A Scarpa


      Después a la vuelta, otro remojón en la poza, y vuelta a la furgoneta y al camping de Porto cansados después de un intenso día de excursión.

























Desconectadoama dablam

  • Hero Member
  • *****
  • ...politicos estafadores, juegan a vivir de ti...
    • Galeria de fotos
    • Renault Trafic Generation
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #7 en: Octubre 11, 2012, 20:16:25 pm »
esta guapo el viajecito...

DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #8 en: Octubre 12, 2012, 21:48:28 pm »
Día 6.-  Porto  - L’ Îlle Rousse


 
Salimos temprano rumbo a L’ Îlle Rousse donde tenemos pensado ir al camping “Les Oliviers”** http://www.camping-oliviers.com/

      El camping  en realidad está en la salida de la ciudad, en Monticello. En la publicidad dice estar a unos pocos metros de la playa. Sin embargo, enfrente sólo hay una pequeña cala a la que se accede por un poco cómodo camino que cruza las vías del ferrocarril a Calvi. Caminando otros 150metros, aproximadamente, se llega al extremo de la playa de îlle Rousse. Una estupenda playa de fina arena, aguas cristalinas, con bares y restaurantes a la misma orilla.

      No era tan sombreado como el resto de campings, aunque cuenta con un bar y restaurante en el que también sirven pizzas al horno de leña más que aceptables. El reparto de las plazas es un poco caótico y cada uno se pone mas o menos donde se ve un hueco. Servicios OK y en la cantidad adecuada para no pasar agobios. Tienen hasta duchas al aire libre por si te apetece darte un remojón, sin más.

      Pienso que de hacerlo nuevamente nos hubiéramos quedado en uno de los campings entre Calvi e îlle Rousse. Así hubieramos evitado los atascos del pueblo. Sin embargo, el staff del camping fue muy agradable, se esforzaron en hablar en castellano con nosostros, nos prestaron una alargadera gratis para la furgo y, cuando tuvimos un problemilla de salud, nos indicaron y aconsejaron en lo que pudieron. Un 10 en este aspecto.

      Al salir de Porto decimos adiós a esta zona de la isla y pasamos a la comarca de La Balagne. Tras un paseo por la D81, obviamos la D81A con sus estupendas vistas de la costa, pues queríamos llegar pronto al camping y coger un buen sitio para los siguientes día. Al lado de Calvi existe una base militar de la legión extranjera. Al pasar pudimos ver como hacían ejercicios de paracaidismo saltando sobre la misma base en vuelos rasantes. Esto lo repiten diariamente pues pudimos verlos desde el coche otros dias días.
 
Ejercicios de salto rasante de la legión extranjera a las afueras de Calvi


      Una cuestión a tener en cuenta es que el tráfico entre Calvi e îlle Rousse en verano es bastante denso y la carretera general atraviesa esta última montándose los típicos atascos difíciles de evitar para ir  a la playa, o volver de ella, o también para ir a comprar al mercado . Tras instalarnos salimos a comer y ver la ciudad. Al final acabamos en la zona del puerto, aprovechamos para dar un paseo y renovar los comestibles en un Leclerc grande que hay a la entrada del pueblo. Luego a  vaguear en la playa de îlle Rousse el resto de la tarde.





DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #9 en: Octubre 12, 2012, 23:42:53 pm »
Día 7.-  Îlle Rousse - Calvi
 


      Al día siguiente nos fuimos a Calvi a pasar el día. Es un enclave muy turístico con cantidad de tiendas restaurantes y otros servicios. Tiene un enorme parking al lado de la playa donde por 3 euros se puede dejar el coche. A la entrada hay control de galibo para espantar a las autocaravanas. 

Vistas de la ciudadela de Calvi  y la bahía desde la playa





      Visitamos el casco viejo y la ciudadela por la mañana. En la Iglesia de la ciudadela hay un altar de estilo Toscano muy elaborado que luego veríamos por toda la Balagne.

Altar de iglesia en Calvi.


      Por la tarde otra vez a la playa. Está muy bien pues cuenta con una hilera de pinos que proporcionan sombra a la playa en las horas de la tarde. El tranvía que une Calvi con Ille Rousse pasa justo por detrás de ellos.

      Los peques se lo pasaron en grande jugando con una tabla de bodyboard que compramos en Porto. La playa de Calvi cuenta con toda clase de facilidades para la práctica de deportes náuticos. Cuenta además con una escuela de vela en la que se alquilan embarcaciones y se dan clases.

Día 8.-  Ruta por la Balagne

 

      Salimos de excursión en un circuito en coche de unos 100 Km. Por toda la Balagne. Pasando por Corbara, San Antonino, Aregno, Calenzana llegamos al bosque de Bonifatu y luego vuelta a Calvi e îlle Rousse.

      Las vistas desde la carretera sobre la costa de La Balagne son impresionantes a los largo del recorrido. Se nota que algunos de los pueblos eran miradores privilegiados sobre el horizonte con torres de vigia para controlar el tráfico marítimo y los posibles ataques de piratas provenientes del mar.

   Vistas de la costa de la Balagne entre Calvi e Îlle Rousse (Desde San Antonino).


Cartel informativo de Saint Antonino


      San Antonino es un pueblo con encanto de la zona, y está clasificado como uno de los pueblos más bonitos de Francia (Tampoco pienso que sea para tanto). Es un pueblecito construido alrededor de un promontorio de roca y domina una vasta extensión de terreno a sus pies. Construido con criterios defensivos las calles pasan bajo las casas a modo de pasadizos y convergen en la cima del pueblo subiendo en espiral. La vista desde la parte superior es de las que se quedan en la retina, Kms. de costa y campos a tus pies, por un lado, a la espalda las impresionantes moles de Monte Grosso.

      Comimos haciendo un picnic en un pequeño jardín de olivos al lado de la ermita de Santa Restituta, poco antes de entrar en Calenzana.

Zona de picnic junto a la capilla de Santa Restituta
 

Torre de la iglesia de Calenzana y cartel informativo




      Calenzana es la población más importante de la zona. Es también el punto de partida del sendero más famoso de la isla, el GR20, que la recorre de norte a sur a través de su parte central y son necesarios entre 12 y 15 días para alcanzar el final  cerca de Porto Vecchio. Se nota el movimiento del personal con sus botas de monte y grandes mochilas a la espalda.

      Haciendo caso a la guía nos dirigimos a una pastelería “E Fritelle” en la calle Perrin. Se trata de un obrador en realidad, pues atienden a la misma puerta y se pueden ver las bandejas de galletas en preparación o girando mientras se doran en el horno. ¡La perdición de cualquier goloso! Merece la pena dejarse seducir, entre otros, por los Cujuele al vino blanco que son una creación exclusiva del establecimiento. ¡Buenísimos! Ya van quedando menos ¡snif!

      Dejamos Calenzana y nos dirigimos al Fôret de Bonifatu. Es un bosque con un cañón impresionante que forma parte de una de las primeras etapas de GR20. Al igual que en La Fôret de Aitone en el fondo del cañón el rio forma pozas “Vasques” en las que el paisaje y el baño en sus aguas cristalinas son algo para recordar.

   Como no teníamos una idea clara de la mejor zona para bajar subimos hasta arriba. Al final de la carretera está el refugio que utilizan los senderistas del GR20 con un parking. El parking de marras vale nada menos que 7,5 euros para pasar el día. Ya nos estaban levantando la barrera cuando nos dimos la vuelta y volvimos sobre nuestros pasos para aparcar en un hueco fuera de la carretera. Al lado de otros coches que iban seguramente a lo mismo que nosotros. Algo debimos mosquearle al levantabarreras porque, justo cuando acabamos de aparcar en un hueco en el arcén y empezábamos a preparar las mochilas para bajar las zapatillas de agua, algo de comer, las toallas y el agua,  apareció un guarda del parque en su 4X4 para indicarnos amablemente que no podíamos aparcar allí, que era peligroso.

     Un poco mosqueado le digo que sí, guardamos las cosas y salimos del hueco. Resulta curioso puesto que el sendero del GR20 pasa por esa misma carretera y los senderistas la utilizan como vía de acceso al refugio. De hecho, las pozas están justamente en el lugar donde el GR20 inicia el ascenso a la carretera desde el lecho del rio.

      Así que movemos el coche unos 500 metros y lo dejamos en otro hueco al lado de la carreta procurando desaparecer por el camino de bajada cuanto antes y ser uno más de los numerosos vehículos aparcados como el nuestro. . Unos 300 m mas abajo, (a unos 2 km del albergue) hay una salida bajando por la carretera a la derecha y con la marca de sendero de gran recorrido (roja y blanca).

     Son 45 minutos de bajada en zigzag por una senda con bastantes piedras, aunque no difícil. Mikel bajó prácticamente sin problemas a sus casi 6 años. Sin embargo, y con la sudada de la bajada encima, uno se queda boquiabierto al llegar abajo y ver el paisaje con las rocas, el agua, el monte Cinto y el monte Corona al fondo.

Primera poza disponible al bajar desde la carretera por el sendero GR20.
 

      Tras los primeros chapuzones, dejo a los niños saltando en bucle de una piedra al agua de la poza, cojo la cámara y voy recorriendo el curso del rio arriba, saltando entre las piedras y vadeando otras pozas. Por el camino voy  sacando unas fotos y vídeos de los preciosos paisajes que me voy encontrando.

¡Los que peor se lo pasaron!


  Vistas desde el fondo del cañón del rio La Figarella en la Fôret de Bonifatu.




    A punto de esconderse el sol en el cañón decidimos retomar la senda para ascender por la carretera. Por el camino vimos una puesta de sol esplendorosa entre Calvi e îlle Rousse antes de llegar al camping con ganas de descansar del intenso día de excursión.

Puesta de sol cerca de Curzo.


DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #10 en: Octubre 14, 2012, 20:23:44 pm »
Día 9.-  L’ Ille Rousse, Calvi, Sartene
 

      Salimos de Îlle Rousse en dirección a Corte por  la N1197, Una muy buena carretera que llega hasta Corte y comparable con una autonómica o nacional de por aquí. Legamos a Corte a la hora de comer y estuvimos viendo la ciudad.

      Corte es una pequeña ciudad universitaria. Se nota en la cantidad de cafés y restaurantes de la calle principal. También en Cours Paoli hay alguna pastelería castiza en la que adquirir algún dulce local como Casanova. Comimos muy bien en la Plaza Paoli en el restaurante A Escudella.

Cartel de información turística.


      Después de comer, visitamos el casco viejo de la ciudad. La oficina de turismo está en la ciudadela muy cerca de la puerta de entrada. Para acceder a la zona alta de la ciudadela amurallada hay que pasar por el museo de la ciudad, y por la taquilla del museo. Optamos por no entrar y seguir nuestro paseo por la parte vieja.

Vista del extremo fortificado del recinto amurallado


      Aquí nació Napoleón y hay una placa que informa del hecho en la fachada de una desvencijada casa. La verdad es que, en general, en el casco viejo sobretodo y en las calles de la ciudad en general se observa un avanzado estado de deterioro de fachadas y tejados.

  Casa natal de Napoleón


      Nos comimos también un riquísimo helado en una tienda que hace esquina detrás de la iglesia y muy cerca de la casa donde nació Napoleón.

      Lástima de las Gorges de Restonica, o del Valle del Niolo, o el Valle de Asco, o de otro montón de lugares que no pudimos llegar a disfrutar por lo recogido de nuestros días de estancia. Un buen montón de motivos para volver a esta zona de la isla en otra ocasión.

      Ya a media tarde salimos rumbo a las playas del sur con la intención de pasar noche por el camino. La propia carretera nacional es un mirador con continuos puertos de montaña frecuentados por moteros disfrutando de lo lindo del camino y de las vistas.

      Pasamos por el Col de Vizzanova y nos paramos a contemplar las vistas desde el mirador al Fuerte de Pasciola. El edificio fue una cárcel napoleónica con fama de dura entre los habitantes de la isla donde  daban con sus huesos los corsos que se oponían a la dominación francesa de la isla.
 
Vistas, camino al Col de Vizzanova, del Fortín de Pasciola. Monte D'Oru al fondo.






      Pasando por Bocognano, y el alto Taravo vemos nuevamente el mar desde lo alto. El Golfo de Valinco se observa en todo su esplendor. Pasando por Propiano, en cuyo puerto se encontraba atracado un enorme crucero, vamos en dirección a Sartene.

      Un poco antes cogimos un desvío que nos llevó a la puerta del Camping Olva***  http://www.camping-olva.com
      Se trata de un camping que el año 2011 recibió un premio de la Asociación de campings de Francia. Cuenta con piscina, servicios y duchas recién renovados, wifi de pago, restaurante y tienda. Como cosa novedosa disponen de un completo gimnasio y sauna a disposición de los clientes. El camping se encuentra en medio de un tupido bosque de pinos que acogen con su generosa sombra a los que debajo de ellos acampan.

      La gerencia es nueva y, a pesar de que se encuentra en una zona muy tranquila en medio del campo, es una muy buena base para visitar la región de Le Sartenais. A destacar también que el baño estaba permitido hasta las 21.00 H., lo cual no es frecuente hasta tan tarde.  Sartene se encuentra  a unos pocos Km, aunque no para ir andando por la subida que hay a la ciudad. Propiano y las playas del gofo de Valinco están también a un paso.
 

Día 10.-  Sartene-Rondinara

 

      Salimos temprano con el ánimo de llegar relativamente temprano al Camping de La Rondinara*** http://www.camping-rondinara.com, nuestro próximo lugar de pernocta. Pasamos por Sartene sin entretenernos demasiado en sus empedradas y empinadas calles.

Vista de la ciudad de Sartene


      Siguiendo la N196 hacia Bonifacio pasamos por la famosa playa de Rocapina con su roca en forma  de león que parece custodiarla desde lo alto.

Vistas de la playa de Rocapina desde la carretera


      Pasando por Bonifacio seguimos la N198 en dirección a Porto Vecchio en busca de la salida a la Playa de La Rondinara.

      Tras unos 6 Km desde el cruce por una estrecha carretera, pero en buen estado, llegamos al camping sobre las 12 de la mañana. Estaba bastante lleno y nos costó encontrar una plaza con sombra abundante y toma eléctrica cercana.

      La Rondinara es un camping amplio, tranquilo y con conciencia ecológica. Tienen claro que el atractivo natural del lugar, la playa y sus aguas turquesa  es lo que atrae a sus clientes y se preocupan de su preservación aconsejando a sus clientes e integrando métodos respetuosos con el medio ambiente en su gestión.

      Tienen una zona exclusiva para tiendas y otra para campers y caravanas, amén de los consabidos bungalows. Está muy bien situado a 500 m. (10’ andando) de la estupenda playa de la Rondinara. Hay zonas de sombra, aunque conviene estar al quite desde por la mañana para coger un buen sitio cuando el camping tiene alta ocupación. Desde recepción controlan la ocupación de las plazas por su número y para la toma de electricidad emiten una pegatina que certifica que has pagado por el servicio. Las instalaciones están muy bien mantenidas. Cuentan con tienda, bar, zona de juegos de mesa, piscina de desborde con vistas hacia el mar, columpios para los peques, campos de petanca y vóleibol, y duchas al aire libre.

      Tras instalarnos, darnos un baño en la piscina y comer  bajamos a la playa a disfrutar de la playa. La playa es amplia y la bahía tiene forma de una herradura. Los veleros entran en ella y pasan la noche anclados al abrigo del oleaje en sus tranquilas aguas pasando a la playa en las pequeñas embarcaciones auxiliares.

Playa Rondinara. 1ª desde el bunker.






      La playa es de fina arena, con pequeñas olas y muy plana. Ideal para ir con niños. Está bien equipada con la posibilidad de alquileres de patines, remolque con lancha, restaurante y parking.

      En un extremo  de la playa, al sur,  sale un camino que, en 10’ de paseo, lleva por un camino hasta un bunker desde el que se domina toda la pequeña bahía. Ya de vuelta al camping cenamos y después  salimos un rato a ver estrellas al camino e la playa.

bunker que guardaba la línea de costa


Los niños están rendidos y el día siguiente será largo pues nos vamos de excursión a Bonifacio. Así que prontito a la cama.
 

Día 11.-  Rondinara, Bonifacio, Santa Giulia, Palombalgia

 
      El día se levanta muy ventoso y todo parece indicar que se nos va chafar el plan de ir en barco a hacer snorkel a las islas Lavezzi desde Bonifacio. Se trata de una bonita excursión a unas islas que son reserva natural a una hora en barco (18 euros) del puerto de Bonifacio. Los fondos de estas islas bullen de peces y flora submarina. Hay unas cuantas compañías que realizan el trayecto y puedes ir en un viaje y volver en varias ocasiones durante el resto de la jornada pues tienen varios horarios a lo largo del día.

      Llegamos a Bonifacio y dejamos el coche en el parking superior. Por cierto, los parkings se llenan enseguida, sobretodo cuando llega el ferry de Cerdeña, así que conviene madrugar un poquito y llegar a una hora razonable para encontrar sitio.

   Escaleras del Rey de Aragón.





      Nada mas llegar vamos a ver Las escaleras del Rey de Aragón, (2,5 euros) para evitar las aglomeraciones del mediodía. Se trata de una empinada escalera tallada en la pared de roca  que da a mar abierto hacia el sur. Al parecer la tallaron para llegar a un manantial que brota a los pies del acantilado durante alguno de los largos asedios que sufrió la ciudad por parte del Rey de Aragón.

      La morfología de la ciudad es impresionante. Se encuentra encaramada en una península rodeada por acantilados con un puerto natural de buen abrigo. Toda la ciudad está, amén de las defensas naturales, fortificada en varios perímetros, con baterías de costa guardando la entrada del puerto en lugares estratégicos. Se entiende que no pudiera ser tomada tras un año de asedio en 1420, ni en otras ocasiones desde entonces.

   Las fortificaciones pueden visitarse paseando. Hay una zona habilitada de uno de los baluartes que puede ser visitada, previo pago. Sin embargo el paseo por el casco antiguo, la ronda que recorre el lado sur al borde del acantilado y la vuelta por el lado que da al puerto son ya de un atractivo suficiente para pasar medio día o uno entero si se toma el asunto con tranquilidad.

      Hay infinidad de restaurantes de todo estilo y precio. Sin embargo, convendrá no tardar mucho en elegir uno, sobretodo de los baratos, si se quiere encontrar mesa sin esperar demasiado dada la gran afluencia de turistas.

      En el parking del puerto hay foreros que han pernoctado sin problema alguno en sus furgos. De hecho nos encontramos con una pareja en el viaje que nos comentó que lo habían hecho unos días antes.

      Después de comer hicimos un paseo en coche, también se puede ir andando (3 h. aprox. ida), hasta el faro de Cap Pertusato, a unos 4 Km de la ciudad. Dejando el coche al lado de las instalaciones del radar militar, que parece la torre de control de un pequeño aeropuerto, continúa un camino que, en unos 20’ de paseo, lleva al faro del cabo.

  Bonifacio, al fondo, desde cabo Pertusato.


Vista de los acantilados en  Cabo Pertusato


      Las vistas de la ciudad desde aquí son muy bellas, también hacia el mar adivinándose las formas de la costa de Cerdeña al fondo. Si uno tiene nervios templados puede asomarse al borde del acantilado cortado a pico y observar como rompen las olas muchas decenas de metros mas abajo.

      Este día hacia mucho viento, y parece que es aquí la tónica habitual por las formas que tiene la vegetación adaptada y esculpida, como la propia roca, a las corrientes de aire con arena que barren la línea de costa. De hecho Mikel, mi hijo pequeño,  y mi mujer se volvieron al coche pues, con las ráfagas de viento, picaban los granos de arena como puntas de alfiler en las piernas y la cara.

      Salimos de vuelta a la ciudad y tomamos la carretera N198 con intención de visitar las playas de Santa Giulia y Palombagia, muy comentadas en el foro y las guias de la isla.

      Cuando llegamos, nos sorprendió la calma en el viento en la playa de Santa Gulia a menos de 20 Km de Bonifacio en dirección a Porto Vecchio. Tanto es así que nos quedamos a pegarnos un baño y disfrutar de la soleada tarde. La playa se encuentra en la desembocadura de un rio. Este forma una laguna tras la playa en la que nadan patos y garzas. En la estrecha banda de tierra que  separa la laguna del mar hay un pequeño pinar  y una amplia playa de fina arena que invitan a tumbarse y ver pasar las horas.

      La playa es muy plana, ideal para ir con niños. La orilla acumula algas secas, prueba evidente de la buena salud de la bahía cuyo fondo se encuentra tapizado de posidonia entre la cual un enjambre de peces hace su vida. El agua parece cristal y se diría que los veleros levitan más que flotar en ella. En uno de los laterales un bosque de pinos está cuajado de pequeñas, y grandes, casas de veraneo con vistas a la bahía.

      Antes de atardecer salimos hacia Palombagia. Toda la zona, durante Km., a la orilla de la carretera de acceso, está repleta de chalets y casitas de veraneo. Tiene un gran parking en la entrada a la playa en medio de un gran pinar. Hay un área para caravanas un poco antes en la que poder pernoctar. 

Playa Palombagia


      Paseamos tranquilamente por la playa viendo atardecer. Es una gran playa de fina arena y afloraciones de rocas rojizas en la orilla. Acondicionada para deportes náuticos y con restaurantes a pie de playa.

     De vuelta al camping, toca recoger el toldo que nos había volado con el viento a pesar de haberlo lastrado para que no se levantara.  Recogemos y cenamos que mañana toca excursión a la Roca Alta y será un día intenso.













Desconectadopuly

  • Novato
  • *
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #11 en: Octubre 15, 2012, 11:38:05 am »
Muy buena la crónica, nosotros pensamos ir en agosto del año que viene y seguro que me servirá de ayuda! se nota que os lo pasasteis en grande!

Desconectadomaicloski

  • Novato
  • *
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #12 en: Octubre 18, 2012, 13:56:35 pm »
Buenísima la crónica, muy detallada! Muy útil para los foreros que quieran ir.
Yo también estuve este verano, seguro que coincidimos por allí. A ver si me animo y lo publico yo también!

Desconectadotasfex

  • Hero Member
  • *****
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #13 en: Octubre 19, 2012, 15:23:23 pm »
 .palmas .palmas ... de todos nuestro viajes en furgo el mejor sítio sobre todo si viajas con crios, nos perdimos en la isla en el 2010 y 2011 durante un mes cada año... y la verdad siempre tengo ganas de volver...recomendable no es la palabra , es suuuuuuuuuuuuuuuperrrrrrrrrrrrrrrrecomendable un lugar al que todos deberíamos ir.....

DesconectadoBuris01

  • Novato
  • *
    • Galeria de fotos
Re:Córcega. La isla de la belleza
« Respuesta #14 en: Octubre 20, 2012, 01:32:27 am »
Bueno, seguimos un poco mas. Se acerca al final.
Muchas gracias por los cumplidos.

Estoy de acuerdo en que se trata de una isla que es visitable en varias ocasiones hasta abarcarla por completo.

Día 12 L’Alta Roca- Solenzara-Aleria-Lido de Marana
 


      Salimos pronto desde Rondinara con dirección a L’Ospedale por la D368 con idea de hacer una excursión hacia la cascada de Piscia de Ghjaddu. Se trata de un salto de agua de unos 60m en el rio Osu. Aquí hay un enlace sobre el lugar http://hemendikhortik.zxq.net/Corcega.html.

      Llegamos al lago del mismo nombre, a unos 1000 m. de altitud, que recoge las aguas de las altas crestas que lo rodean formando un pequeño circo. Merece la pena bajarse y dar un paseo o contemplar el paisaje unos minutos al borde del lago.

      Pasando sobre la presa y bajando el puerto en dirección a Zonza se ve un gran parking bajo los pinos a mano derecha. Dejamos aquí el coche e iniciamos un agradable paseo, bien señalizado y asequible, incluso para niños pequeños, de unos 45’.

Carteles informativos en el comienzo del camino y al inicio de la bajada a la cascada







Inicio de la bajada al pie de la cascada


        La zona final se trata de una bajada con pasamanos hasta un mirador aproximadamente al a altura de la mitad de la caída de agua. No reviste mayor dificultad con zapatillas de deporte, aunque vi  bajar a mujeres con tacones de mediano tamaño.

      Desde esta zona, se puede acceder al pie de la cascada si se continúa bajando  por el mismo camino. Aunque un cartel advierte de que si se prosigue la bajada es bajo tu propia responsabilidad. Mi hija de 11 años se quedó aquí y yo baje hasta abajo. Decir que, aparte de un par de puntos en los que hay que echar mano de algún árbol, no reviste  alta dificultad para un adulto. Desde aquí hay unas vistas privilegiadas de la cascada.

      Esa mañana un grupo de una empresa de deporte de aventura  hizo un rapel desde la cabecera de la cascada. Se les ve en la cabecera de la cascada.

Vista desde la base de la cascada


      De vuelta a la zona superior, donde se quedó mi mujer con el pequeño de 6 años, aproveché que los niños estaban con el almuerzo para escaparme hacia un pináculo de rocas que vi a unos 150 metros y me pareció que tenía vista directa sobre el salto de agua y el resto del valle hacia el mar. Impresionante. Saqué video pues una foto no daba la dimensión para captar la grandeza de este lugar. Uno de los mejores recuerdos de nuestro viaje.

      De vuelta al parking comimos en unos restaurantes que hay al inicio mismo del camino. Hay un par de ellos y son una buena opción para comer si, como nos pasó a nosotros, se te hace tarde al volver.

      Siguiendo la carretera en dirección a Zonza, al llegar al cruce se desecha la dirección hacia Zonza y se toma a la derecha  la D268 hacia Solenzara y el Col de  Bavella (1218m.).  Las vistas desde la carretera en el ascenso son algo que permanece en la retina. Alcanzando el Col de Bavela (merece la pena, en lo posible, el escoger un día despejado para este itinerario y observar las Agujas de Bavella en todo su esplendor) recomiendo pararse a observar el paisaje. Bajando el puerto por la otra vertiente hacia Solenzara  hay un acceso, a la derecha de la carretera (veréis seguro coches aparcado en los arcenes)  a las pozas de la parte baja del cañón de la Puracaccia. Desde allí a la zona superior hay una hora al menos por el lecho del rio.. Una página donde podeis ver el lugar http://www.canyoncorse.com/
 
Pero nosotros queríamos alcanzar la parte alta del cañón, así que continuamos un vertiginoso descenso al fondo del valle para volver a subir al Col de Larone. Como se comenta en el foro,  a unos 200m. Antes de llegar hay una curva cerrada a la derecha, según se sube, y de la que sale un sendero a la izquierda. Nosotros aparcamos en el Col de Larone y bajamos andando para coger el camino.

Cartel del Col de Larone


Bajada hacia Solenzana desde Col de Bavela. Vistas del valle desde el camino al cañon de Puraccacia


      Algunos foreros han comentado que se dieron la vuelta al perder el camino y no es de extrañar. Este comienza fácil y llano pero pronto empieza a discurrir, a ratos, por la roca viva de la ladera. Siguiendo el camino este va haciéndose mas duro conforme se avanza y en algunos lugares discurre sobre la propia piedra con vista directa al precipicio del cañón.

     He de decir que, si bien para mí pudiera ser un camino no demasiado difícil, y asumible con un poco de ayuda para mi hija de 11 años, no lo fue para mi mujer y mi hijo pequeño a los que tuve que ayudar en numerosas ocasiones para acceder  a  la zona de la primera poza de la parte superior tras unos 50’ de paseo. Para acceder a ella tuve que descolgarme entre rocas y ramas otros 20 metros en vertical por la pared del cañón.

      La poza era preciosa, con unas cristalinas aguas verdosas que inmediatamente reconocí de fotos que había visto en páginas web que hablaban sobre el cañón. Me apetecía un baño después de la sudada pero mi familia, nerviosa por la experiencia, me esperaba en un pequeño rellano pared arriba. Así que me conformé con lavarme la cara y enjuagar el sudor del cuerpo.

      Mirando un poco mas arriba el cañón giraba a la izquierda y se adivinaban los toboganes que salen en multitud de fotos del foro y guías de Córcega.

      Mi consejo es que, si bien es un camino practicable, no es apto para personas con problemas de rodilla o con vértigo. Desde luego hay que calzar botas de monte o calzado deportivo para afrontarlo con seguridad.  También es cierto que nos cruzamos con chavales que no tendrían más de 13 años con sus padres que venían de vuelta. A quienes les guste el monte disfrutarán como enanos de esta ruta menos frecuentada que de otras más fáciles.

      De haberlo sabido, seguramente, nos hubiéramos quedado en las pozas del fondo del valle en la bajada del puerto. Menos cansados y disfrutando de un baño reparador tras la excursión de la mañana. Siguiendo hacia Solenzara bajando el Col de Larone existen también un montón de lugares donde bañarse. Algunos incluso con el restaurante y otros servicios al lado mismo de las pozas del rio.

      Hacia el norte por la N198 hacia Bastia vamos al camping San Damiano ***  http://www.campingsandamiano.com/les-bungalows-san-damiano-corse-biguglia-2-fr.html . Situado a unos 9 Km al sur de esta ciudad en el Lido cuenta con servicios de primer nivel al lado mismo de una esplendorosa playa interminable que se prolonga al norte y al sur. Mucha sombra, gran piscina, una Tienda-supermercado con una gran variedad y muy buena calidad de servicio. Atienden en varios idiomas incluido el castellano gracias a la presencia de alguna compatriota en el equipo de recepción. Una base privilegiada para atacar Bastia y el Cap corse.

 

TinyPortal © 2005-2012